El pasado lunes, el Poder Ejecutivo reglamentó la Ley de Economía del Conocimiento.

En octubre, tras varios meses de debates, la Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto, que promueve incentivos fiscales hasta el año 2029 para empresas y emprendedores de diseño, adaptación y desarrollo de producción software y servicios afines a las nuevas tecnologías.

En general, y más allá de que las principales cámaras del sector coincidieron en que es bueno contar con un marco normativo y que “es mejor tener algunos beneficios que ninguno”, los ejecutivos aseguran que la promulgación se dilató más de lo esperado.

Adrián Anacleto, CEO y fundador de Epidata, sostiene que la espera por esta reglamentación hizo que la industria pierda la posibilidad de crear miles de puestos de trabajo y generar mil millones de pesos en facturación, lo que afectó directamente al PBI.

Celebramos que se haya reglamentado la Ley de Economía del Conocimiento junto con el nuevo beneficio de la baja al 0% en las retenciones a las exportaciones. Ahora nos toca mirar hacia delante y esperar que la ley se implemente como corresponde.

Adrián AnacletoCEO de Epidata

Podes leer el artículo completo en el siguiente link: http://bit.ly/ArtInfoTechnology